Brutales insultos en las RRSS! Lydia Lozano en shock. «¡No seas un subnor***!»

La colaboradora de Sálvame, Lydia Lozano, es una amante confesa de los animales, es por ese motivo que está completamente avergonzada por los últimos acontecimientos que se han conocido.

Estos hechos tienen que ver con el diseñador Pelayo Díaz. Díaz junto a su pareja han tomado la decisión de adoptar a un perro a pesar de encontrarnos en una crisis sanitaria que afecta a todo el mundo.

Fuente: MujerHoy

Como se podía esperar, algunos no han perdido el tiempo en las redes sociales y les dedicaban unas palabras:

«Espero que no sea sólo para poder salir a la calle y luego abandonarlo»

Según parece, les llevaron al animal a su casa como si de un paquete se tratase desde un criadero de lujo, con el que ya han colaborado en el pasado. El animal posiblemente no les haya costado nada debido a dichas colaboraciones.

Según informan ellos mismos, son unos amantes de los perros, por lo que ya tenían pensado adoptarlo antes de que comenzase la crisis sanitaria. y esto es algo que se les ha pasado por la cabeza en los últimos meses. Por eso, con pandemia o sin ella, han decidido hacer su sueño realidad.


El criadero con el que colaboran está ubicado en Barcelona y se llama Luxury Toy Puppies. Este criadero de lujo quería satisfacerlos cumpliendo su sueño, por eso les enviaron un Pomerania, que es la raza que estaban buscando.

A pesar de que a ellos no les ha costado ni un solo euro, sus seguidores están muy molestos ya que opinan que no se puede hacer negocios con los animales y por eso les han criticado duramente.

Los comentarios van desde sencillas críticas, hasta toda clase de insultos y descalificativos: «Comprar un perro en Internet es una de las cosas más desagradables que he visto este año. Debe ser reportado y más aún enviado por correo. P*** asco das, Pelayo», «Pelayo Díaz representa una gran parte de todos los males que afligen a esta sociedad. Los animales no son objetos» o incluso cosas más fuertes como «Adoptar, no comprar. Por favor, no seas un subnor*** como Pelayo»

El diseñador y su pareja son más que conscientes del inmenso número de críticas que les están lanzando por lo que han hecho, pero ellos prefieren pasar olímpicamente de las críticas para poder disfrutar de su ansiado Pomerania.