¡Destapado! ¡Kiko Hernández no vuelve a Sálvame! Y es por esta razón

Kiko Hernández, el polémico colaborador de Sálvame, ha decidido apartarse del programa por decisión propia, para cumplir de esta forma con las medidas de contención de la pandemia que adoptó el gobierno de España.

El tertuliano no volverá al plató hasta que se levante el estado de alarma y todo vuelva a la normalidad, aunque todavía es pronto para conocer fechas.

Kiko Hernández está confinado en casa

La principal razón por la que está confinado en su casa es que sus dos hijas de tres años están en cuarentena por su seguridad. No obstante, a pesar de estar confinado en su casa sigue las noticias sobre el coronavirus, y probablemente lo hace a través del programa en el que trabaja, porque desde el comienzo de la crisis en Sálvame han creado un espacio en el programa donde tratan todo lo relacionado con el Covid-19 con la participación de expertos sobre la materia.

En el caso de Sálvame, por ejemplo, no han dejado de emitir, aunque muchos de sus colaboradores se encuentran confinados en sus casas, siguen en contacto directo con ellos. Pero hay otros casos que se han visto obligados a cambiar el formato, como son El Hormiguero o Zapeando, los cuales se emiten desde sus hogares.

Denuncian la falta de medidas preventivas

Según parece, algunos empleados de la cadena se han quejado de que tienen que seguir trabajando a pesar de la difícil situación en la que se encuentra el país. Esto no ha pasado desapercibido para Karmele Marchante:
«Varias personas que conozco y que siguen trabajando en el programa Sálvame me dicen que están sin medidas de prevención. Ya hay gente enferma… pero en general, el malestar va en aumento. Y la gente de la dirección delega en los puestos más bajos para no tener que ir. Genial y muy solidario.

Karmele se queja de que, debido a esta situación, ya ha habido personas infectadas por el virus y que, si esto continúa, el virus seguirá propagándose a menos que se tomen medidas más restrictivas. De su tweet se deduce que hay una falta de medidas preventivas en el plató de Sálvame.

Por el momento, nadie de la cadena ha confirmado o desmentido las palabras de la periodista.