La relación de Ana Soria con Enrique Ponce avanza a pasos agigantados, pues tan sólo unos meses después de que comentaran que habían empezado a salir, ya han escogido una vivienda que los acoja a los dos, y dónde dar rienda suelta a su amor.

Meses atrás fue la propia Paloma Cuevas quien quiso acabar con la rumorología y verificó que habían comenzado los trámites de divorcio con el torero, y que ambos estaban de acuerdo en la disolución de su matrimonio de veinte años,aunque nadie esperaba que el diestro la reemplazara días después.

El final definitivo de una relación de más de veinte años

Ver esta publicación en Instagram

El mar y tú 🤤❤️

Una publicación compartida de Ana (@anasoria.7) el

A los pocos días comenzaban a emerger decenas de imágenes de Ponce con Ana Soria, por lo que se vieron abocados a confirmar que estaban en un noviazgo y que pese a la diferencia de edad, estaban muy felices.

Así mismo estos meses, han surgido algunas versiones que confirmarían que Ana y Enrique llevaban más tiempo del que dicen juntos, y que, algunos allegados de ella no verían con buenos ojos a su nueva pareja, pese a lo cual ellos han preferido no contestar a nada.

Ahora que va a dar comienzo al año escolar, Soria no puede acompañar a sus corridas a su pareja, y ha de centrarse en finalizar sus estudios, por lo que ha de volver a Almería, pero no lo hará sola. Ponce ha decidido que, mientras terminan las obras de la casa que está construyendo en Madrid, se afincará en la misma ciudad que su amada, y de hecho ambos vivirán juntos de alquiler.

Ana Soria
Fuente: La Vanguardia

Los preparativos de la mudanza ya han comenzado y todo apunta a que se trasladan durante el mes de septiembre al piso que han alquilado. Además, ese mismo mes, tiene previsto que suceda la firma de los documentos que formalizarían su divorcio con Paloma, aunque primero han de dividirse qué propiedades se quedará quién.