Tal y como sucede en muchas otras ramas laborales, la televisión no es una excepción a los saltos diferenciales entre salarios de unos y otros trabajadores, pues aunque la lógica impondría pensar que si alguien hace bien su trabajo y atrae al público ganaría un sueldo notorio, no siempre sucede así.

Muchos rostros conocidos de la pantalla pequeña se han hecho con unos buenos ahorros gracias a su paso por los programas de televisión, como sucede en Sálvame que lleva en antena desde 2009, pero no todos cuentan con la misma suerte.

Los datos mejor guardados de Sálvame destapados

kiko hernandez
Fuente: Telecinco

No se puede cuestionar que el gran beneficiado es Jorge Javier, que gana al rededor de 3.000.000 € al año, seguido de Kiko Matamoros y su homónimo apellidado Hernández, quiénes obtienen 1.400 € diarios, sin contar con su paso por el programa de los findes de semana, que obviamente tiene otro precio.

patino
Fuente: Mediaset

La siguiente mejor pagada es Patiño, que se embolsa 1.100 € por día, sin contar con el plus de presentar cuando lo hace ni el de acudir al Deluxe, a la que le sigue los talones Belén Esteban, que pese a estar en sus horas más bajas de toda la historia, por no querer hablar de los Janeiro, se ha quedado con un sueldo de 1.100 € también.

mila
Fuente: Lecturas

Continuamos con Mila Ximénez, quién cuenta con una trayectoria impecable en el medio y con un carácter arrollador, pese a lo cual se encuentra en un puesto intermedio por el que le abonan 1.000 €, sin contar con las colaboraciones con el espacio de los sábados que se pagan más caras.

lydia lozano
Fuente: Telecinco

Una de las más perjudicadas es Lydia Lozano, pues de poco le ha valido el ser una persona formada y con gran acogimiento entre los telespectadores, ya que sus ingresos ascienden a unos 950 € por día, muy lejos de los importes de sus colegas de profesión para su desgracia.

gustavo gonzalez
fuente: Mediaset

Tras ella va Gustavo González, quién pese a llevar toda la vida junto a las cámaras en distintos espacios, en las negociaciones con dirección terminó conformándose con 700 € por jornada debido a que en los últimos años anteriores a su incorporación había estado bastante desaparecido de las polémicas.

Y en último lugar, se encuentra el novato Rafa Mora, que dio sus primeros pinitos por un concurso de amor y que posteriormente consiguió codearse con los más grandes, eso sí, no con el mismo coste, pues a penas obtiene 600 €, lo que le sitúa en el último puesto como el peor pagado, pero con mucha deportividad se lo ha tomado como un incentivo para estudiar periodismo y desbancarlos algún día.