Kiko Rivera muy preocupado por su madre. Isabel Pantoja devastada

Isabel Pantoja es una de las tantas personas afectadas por la terrible pandemia del COVID-19. Esta crisis sanitaria tiene a toda España confinada en su casas, al igual que está provocando que muchas familias estén separadas por miedo al contagio y todo tipo de difíciles situaciones.

Esto lo sabe muy bien Kiko Rivera, quien está haciendo sus pinitos como «Gamer» debido al terrible aburrimiento que asola al Dj. Ya no está tan metido en el mundo de Youtuber y está dedicándose a jugar a juegos online.

Es una buena forma de entretenerse y olvidarse por un momento de la crisis del coronavirus, no obstante para su madre no es tan sencillo. Ella se encuentra en Cantora junto a Doña Ana, su madre, y admite que lo está pasando realmente mal.

Su preocupación por su madre es tal que la tonadillera no la quiere dejar ni un minuto sola por temor a que le pueda pasar algo. Doña Ana se encuentra dentro del grupo de máximo riesgo del virus, por lo que corre un serio peligro si no se toman las medidas de seguridad oportunas.

La madre de Kiko Rivera está pasando por uno de los peores momentos de su vida, por lo que está asustada y profundamente desganada, tal y como ella misma reconoce:

«No tengo ganas de nada»

Kiko está a su bola

El hijo de la tonadillera al contrario que su madre, trata de restarle importancia al problema cada vez que habla con ella para tratar de hacerla sentir mejor. Pero la situación es difícil, por lo que Isabel no está de humor para bromas.


El Dj también usa las redes sociales para compartir su humor con sus seguidores y tratar de esta forma que se haga más llevadero, pero esto no siempre funciona ya que sus publicaciones no siempre gustan a sus fans.