A pesar de lo que pudiera parecerle al público, en estos momentos tan duros que atraviesa Mila Ximénez mientras trata de superar el cáncer de pulmón que le diagnosticaron meses atrás, la periodista se ha confesado con sus lectores una vez.

Mila se siente afligida desde hace tiempo, su mundo había cambiado tanto desde que tuvo un diagnóstico que le cuesta encontrar motivos para sonreír cada días, pues su hija Alba vive en el extranjero y no puede ni visitarla por el covid 19.

La época más dura para Mila Ximénez

Además, Ximénez de Cisneros quiso compartir en el magazine Lecturas que en la actualidad ni siquiera se siente arropada por sus colegas de profesión como sucedía antes, a lo que agregó:

Mi vida no es lo que era, ahora incluso con la gente del trabajo me siento aislada, sola y triste.

Tras esto, la ex del tenista Santana siguió relatando sus sentimientos actuales, y al parecer el calor de algunos de sus compañeros más cercanos, como Belén Esteban, Kiko Hernández o Patiño no son suficiente, pues sigue sintiendo pesadumbre, y nadie se salva de esta crítica, pues ella no ha excluido explícitamente a ninguno por lo que habrá que esperar cómo se toman sus palabras.

Esto es lo que más ha sorprendido a los espectadores ya que, hasta hace unas semanas parecían que Mila iba recuperándose anímicamente hablando, y que algunos de los colaboradores se habían convertido en su gran apoyo, pues se les veía compartir imágenes juntos.

La periodista tiene un buen trabajo en televisión, además gracias a su gran labor como tal han creado una sección-rincón exclusiva para ella, El rincón del periodista, dónde dialogan sobre famosos articulistas para que la audiencia los conozca.

mila
Fuente: Telecinco

Sin embargo, nada le llena el vacío interior que padece, y es que Mila Ximénez ya no es la que era, y se ha dado cuenta de que no es ni mínimamente feliz cerca de los tertulianos, pues no se siente arropada por Sálvame como pudiera parecer de puertas para afuera.