¡Se filtran sus peores secretos! Rocío Carrasco y Fidel Albiac con el agua al cuello

No es ninguna novedad que la vida de Rocío Carrasco y Fidel Albiac está envuelta en un completo secretismo desde hace bastante tiempo. No obstante, a pesar de sus intenciones por que siga siendo así, los peores secretos del matrimonio acaban de ser revelados.

Se destapan los peores secretos de Rocío Carrasco y Fidel Albiac

Desde hace ya unos meses atrás, se han ido publicando varios detalles sobre esta familia que llevan ocultando desde hace mucho tiempo. Después de tantos años, por fin conocemos los trágicos hechos que sucedieron la mañana de verano de 2012, cuando madre e hija tuvieron un violento enfrentamiento.

La cosa es que este dramático suceso no es el único secreto que se ha destapado. El colaborador de Sálvame, Kiko Matamoros, dice tener una información muy comprometedora para Rocío Carrasco y Fidel Albiac. Kiko afirma que está dispuesto a publicarla:

«Me ha llamado la atención una serie de circunstancias de su relación con Fidel Albiac, debéis de estar atentos en los siguientes capítulos, porque no les gustará. Incluso está documentado»

El colaborador asegura que publicará esta información a principios de la próxima semana, lo que seguro que provoca otra tormenta mediática que afectará a toda la familia.

La sentencia de malos tratos

Rocío Carrasco fue culpada durante mucho tiempo por la separación entre ella y su hija. Pero según unos documentos oficiales, Rocío Flores fue condenada por el delito de abuso continuo a su madre. Según esta información, Rocío Flores golpeó terriblemente a su madre, dejándola tirada en el suelo. Así es como se podía leer en el auto:
«El 27 de julio de 2012, alrededor de las 8 de la mañana, la menor estaba en la casa familiar con su madre, el novio de su madre y su hermano y comenzó una discusión con ella, durante la cual ella la golpeó varias veces, incluso la tiró al suelo, y luego continuó golpeándola y pateándola varias veces. Como resultado de los hechos, Rocío Carrasco sufrió policontusiones con moretones en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en el muslo derecho, en el antepié derecho, y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho, para el que sólo necesitó la atención médica inicial y que tardó ocho días en curarse, uno de los cuales le impidió realizar sus actividades habituales».